7 consejos para pelear correctamente con la pareja

Sí, señoras, en el amor todo son alegres mariposas que revolotean por el campo hasta que tarde o temprano nos topamos con las diferencias, discusiones, desavenencias o llamémoslas por su nombre: las peleas.

Todas las parejas se enfrentan a ellas (al menos todas las que he conocido hasta ahora).

Puede que haya parejas que no discutan jamás de los jamases y que tengan de mascota un unicornio rosa, pues para ellos no van estos consejos, van para gente como tú y como yo.

Porque pocas cosas hacen que nos sintamos más desgraciados que las malas peleas, anótate mentalmente estos trucos y volverá la calma chica a tu hogar.

🤗 ¡Si solo tienes 10 segundos ve directamente al punto «6.- Utiliza el plural» !

1.- Busca el momento oportuno

El momento ideal para hablar de alguna situación que te incomoda o algún hábito que te chirría no es en el supermercado mientras el pequeño intenta trepar por la estantería de las verduras.

Espera a que todo esté calmado y los dos estéis de humor para conversar tranquilamente sobre lo que necesitéis arreglar.

2.- No seas drástico

Con eso me vengo a referir a que no utilices el “nunca” o el “siempre”.

Por ejemplo, cambia el “¡es que nunca bajas la basura!” por un “ayer te tocaba bajar la basura y no lo hiciste”. O “siempre estás de enfadado/a” por “veo que esta mañana te enfadaste por x ¿quieres que lo hablemos?”

3.- Prioriza lo positivo sobre lo negativo

Es 100% seguro que si te has pasado todo el día limpiando el baño, el salón, las habitaciones (¡e incluso te has acordado de regar esa planta que siempre está seca la pobre, y que solo riegas tú!) y tu pareja llega y te dice “vaya, la cocina sigue sucia” no te lo vas a tomar diplomáticamente.

En ese caso es obvio que hubiese sido mucho mejor decir “ostras que bien que esté todo limpio, menudo trabajazo te has pegado”.

Parece una tontería, pero párate a pensar en la cantidad de veces que destacas lo negativo sobre lo positivo cuando te comunicas con alguien.

4.- Utiliza la comunicación no verbal a tu favor

¿Y eso como se hace?

Pues comunicándote con tu cuerpo de manera favorable.

Vamos, que un mensaje no llega igual si estás con la mandíbula tensa y el ceño fruncido que si apoyas tu mano sobre el antebrazo de la otra persona y utilizas una sonrisa.

5.- Céntrate en el presente

Cuántas veces no habré escuchado a las parejas discutir y discutir de cosas que sucedieron en sus primeras citas: El pasado murió y seguir removiéndolo no va a hacer que cambie, es más, solo conseguirás entrar en bucle sin solucionar lo que te preocupa en este instante.

6.- Utiliza el plural

Este truco lo he patentado yo, es de mi cosecha y me funciona muy bien.

Cuando quiero que mi pareja (hablamos de relaciones de pareja, pero funciona en todos los ámbitos) haga algo que considero que debe hacer utilizo el plural en lugar de hacerlo yo misma y enfadarme porque la otra persona no me ha leído la mente.

Así que en lugar de “uf, otra vez me toca apuntar al peque al comedor” utiliza “tenemos que apuntar al peque al comedor” de esta manera consigues implicar a la otra persona y no cargarte de obligaciones.

7.- Habla de cómo te sientes al respecto

Seguro que ya lo habréis escuchado en más de una ocasión, es un clásico, pero no falla.

Cuando discutas con alguien no utilices el “me has hecho enfadar”, “me has puesto nerviosa”… la única persona que tiene el poder de hacerte enfadar o de ponerte nerviosa/o eres tú así que es importante que expreses que has tenido ese sentimiento, pero de manera correcta:

“me siento enojada”, “me siento triste” porque la persona que tienes enfrente no tiene ese poder sobre ti, pero además esa persona no te puede recriminar lo que sientes.

Bueno, estos son algunos de los consejos que he ido recogiendo, pero hay muchísimos más.

Me encantaría que me dejaras tus trucos o consejos y así aprendamos entre todos. ¿Qué voy a hacer ahora? me voy a dar a la tarea de practicarlos y explicaros que tal me está yendo, aunque espero no necesitarlos en una larga temporada.

¡Hasta pronto y que la buena conversación os acompañe!

Si te interesa este tema puedes consultar más artículos en el apartado de Relaciones personales.

ATENCIÓN: Este es un artículo meramente informativo que en ningún caso sustituye a la opinión de un profesional de la salud física o mental. Por favor, si no te encuentras bien no dudes en consultar con un profesional de la salud, él o ella sabrán cuál es el mejor tratamiento para ti.

Deja un comentario