El banquete de Platón: Resumen y Análisis

«El Banquete» de Platón son una serie de discursos sobre el amor pronunciados en una fiesta en la antigua Grecia. Tratan cuestiones de: qué es el amor; relaciones interpersonales a través del amor; qué tipos de amor son dignos de alabanza; el propósito del amor; y otros. Es el primer texto filosófico importante sobre el amor en la literatura occidental. Se puede catalogar como tragicomedia, utilizando elementos de ambos géneros.

El Diálogo Introductorio introduce las capas complejas de la narración, ya que el lector está muy alejado del narrador original de la historia, Aristodemo, y las veces que Apolodoro ha vuelto a contar el relato. La historia en sí se cuenta desde el punto de vista de Aristodemo, quien se topó con Sócrates en su camino a Agatón Invita a Aristodemo, y tienen comida y bebida en Agatón, junto con Fedro, Pausanias, Eryximachus y Aristófanes, entre otros. Habiendo celebrado la noche anterior, algunos de los asistentes todavía tienen resaca y proponen centrarse en la conversación en lugar de beber. Eryximachus propone dar encomios al Amor, al que todos estamos de acuerdo.

Fedro comienza a dar un discurso centrado en la virtud de la valentía en el amor. Cuenta el origen del amor como el dios más joven, hijo del Caos y la Tierra. Sus historias de los actos de autosacrificio de Aquiles y Alcestis por el amante y el amado ejemplifican la valentía del amor. Pausanias sigue este discurso, con un tono bastante farisaico. Divide el amor en amor común y celestial, atribuyendo este último únicamente a las relaciones homosexuales masculinas. Alaba el amor celestial y analiza el papel de la ley, la justicia y las costumbres para llevar a los amados a tomar una decisión virtuosa con respecto a tener amantes. Aristófanes tuvo hipo durante el discurso de Pausanias, lo que sugiere que posiblemente se estaba burlando de Pausanias; debido al hipo, se salta un turno. El tercer discurso lo da un médico, Eryximachus, que extiende la idea del amor más allá de las relaciones interpersonales, afirmando que el amor se encuentra en la coexistencia de los opuestos, la armonía de la naturaleza. Casi todo puede tener amor y es de vital importancia en su campo de la medicina.

Curado de su hipo, Aristófanes da el discurso más original sobre el amor. Cuenta una historia de origen, donde Zeus cortó a los humanos por la mitad. Los humanos solían tener una forma diferente, algo así como dos seres humanos unidos y había tres sexos: masculino, femenino y andrógino (masculino y femenino). Debido a su desinterés en venerar a los dioses, se dividieron, y ahora los humanos buscan su otra mitad, en busca de la integridad. Advierte que podemos volver a dividirnos, si no piadosos y reverenciando a los dioses.

Agatón, el anfitrión de la reunión, da el quinto discurso. El suyo es uno de los más cómicos, aunque es un trágico. Alaba el amor con una hermosa prosa, pero ofrece poco contenido nuevo. Reitera todas las virtudes en las que cada uno de los oradores anteriores se centró por separado al definir el carácter moral del amor: Coraje, Justicia, Moderación y Sabiduría (que reemplaza a la Piedad). Describe el amor como poseedor de belleza y cosas buenas. Su discurso es una parodia del estilo de oratoria de Gorgias, su maestro.

Siguiendo el discurso de Agatón, Sócrates, con el permiso y la cooperación de Agatón, deconstruye su discurso. Están de acuerdo en que el amor persigue la belleza y las cosas buenas y que uno no desea lo que tiene. Por tanto, el Amor no posee estas cualidades. Esta descripción del amor se explica con más detalle cuando Sócrates les cuenta un diálogo que tuvo con Diotima sobre el amor hace mucho tiempo. Él y Diotima establecen que el Amor está entre la belleza y la fealdad, entre lo mortal y lo inmortal (un espíritu), y entre la sabiduría y la ignorancia.

Sócrates vuelve a contar el discurso de Diotima, el más largo y serio de la noche, donde describe la “Escalera del amor”, una de las ideas más famosas de la novela. El amor es hijo de Poros (Recurso) y Penia (Pobreza), deseando la belleza, que son cosas buenas, que conducen a la felicidad. El amor, sin embargo, significa más que el amor entre dos personas. El objetivo final de Love no es simplemente encontrar la otra mitad. Más bien, el propósito del amor es dar a luz en belleza. Todas las personas están embarazadas, ya sea de cuerpo o de alma. La reproducción es la forma que tiene el mortal de alcanzar la inmortalidad y solo sucederá en presencia de la belleza. El amor está indisolublemente ligado al deseo de inmortalidad. Dar a luz del alma es una forma más pura de amor y una forma más fuerte de inmortalidad, como la de los poetas y los políticos, y solo los varones pueden estar preñados del alma.

Luego describe los ritos del amor, también conocidos como la «Escalera del amor». Primero, una persona ama un cuerpo y luego encuentra la belleza en todos los cuerpos. Después de esto, debe apreciar la belleza de las almas sobre la de los cuerpos. Esto conduce al amor por las actividades y las leyes o costumbres, lo que lleva al amor por ciertos tipos de conocimientos. Termina en la búsqueda del conocimiento, o el amor a la sabiduría, que es filosofía. Al llegar a esto, el amante verá la Belleza en su forma pura, y dará a luz no una imagen de virtud, sino la verdadera virtud.

La atmósfera en la habitación cambió después del discurso de Sócrates, pero fue interrumpida inmediatamente por la entrada ruidosa y borracha de Alcibíades. Pidió participar, pero cambió de tema tras la sugerencia de Eryximachus de alabar a Sócrates en lugar de al amor. A través de su descripción de Sócrates y su relación como el amado de Sócrates, lo compara con Eros, ilustrando los argumentos hechos en el discurso de Diotima.

El discurso de Alcibíades fue recibido con risas, aunque hizo puntos importantes a través del ejemplo de Sócrates. Los invitados comienzan a disculparse, momento en el que Aristodemo se duerme. Se despierta poco antes del amanecer, cuando Agatón, Aristófanes y Sócrates seguían conversando. Sócrates estaba tratando de convencerlos de que un escritor debe dominar tanto la comedia como la tragedia. Cuando estaba a punto de terminar su discusión, Aristófanes se durmió poco antes de Agatón. Entonces Sócrates se fue, seguido por Aristófanes.

Deja un comentario